Blog

El proceso de desarrollo de aplicaciones en 5 sencillos pasos

Contenidos

El proceso de desarrollo de una aplicación, aunque no es una tarea sencilla, puede clasificarse en cinco pasos fáciles de seguir.

El proceso comienza con una meticulosa planificación del proyecto. A continuación, pasamos a los wireframes y a los prototipos. A continuación, nuestros desarrolladores trabajan en el código y el diseño de la aplicación, la prueban a fondo y la lanzan a las tiendas de aplicaciones o a el equipo interno.

Sigue leyendo para entender mejor cada uno de los cinco pasos.

1. Planificación del proyecto

El proceso de desarrollo de la aplicación comienza con el análisis de los requisitos del proyecto. Se comenzará realizando un estudio detallado de el proyecto y presentará un documento de resumen del proyecto para la aprobación.

Una vez verificado el documento de resumen del proyecto, se elabora una estimación de tiempo y costes. A continuación se preparan los planes del proyecto basándose en la estimación aprobada. Los planes de proyecto típicos establecen todas las tareas para construir una aplicación en diferentes hitos, duraciones y fechas de inicio y fin de cada tarea. 

2. Diseño

Antes de comenzar el diseño del proyecto, llevamos a cabo reuniones de equipo para discutir cual es la mejor solución en base a los requisitos específicos del proyecto y las necesidades transmitidas por cada cliente. Esta reunión ayuda al equipo a hacerse una idea clara de las expectativas.

A continuación, realizamos el diseño del proyecto en dos fases: El diseño UI/UX y el diseño de la arquitectura.

El diseño UI/UX determina el aspecto de la aplicación y la forma en que el usuario interactuará con ella. Un documento de diseño de interfaz de usuario mostrará cómo el usuario progresará entre las pantallas y qué hará cada función. Esto puede incluir la colocación de los botones, los colores utilizados, cómo el usuario navega entre las pantallas, etc.

En el diseño de la arquitectura se determina la mejor arquitectura para todo el sistema. Por ejemplo, cómo fluirán los datos desde la aplicación hasta el servidor y cómo enviaremos las actualizaciones de la aplicación. Aquí preparamos unos cuantos documentos: arquitectura de alto nivel, flujo de datos detallado y diseño general del sistema.

3. Desarrollo

En la fase de desarrollo ponemos en marcha los planes del proyecto. Los desarrolladores toman los requisitos y escriben el código necesario para las características requeridas. Todas las pantallas de la aplicación estarán listas en esta fase, integradas con todas las funcionalidades.

En Juice Studio, seguimos metodologías de desarrollo ágil para la creación de aplicaciones. Este método consiste en desarrollar las funcionalidades a través de releases iterativos y quincenales. Proporcionamos cada versión para recoger el feedback del cliente y usuarios. Este eficiente flujo de trabajo del proyecto nos ayuda a conseguir un producto más refinado, dividiendo los recursos para cumplir los plazos del proyecto a tiempo.

El desarrollo continúa con las pruebas del producto, las revisiones del código y la garantía de calidad, de modo que los errores o fallos del programa se detectan pronto y se rectifican en cada hito. Los comentarios y sugerencias del cliente se aclaran e integran en la aplicación durante cada fase antes de pasar al siguiente hito. Este proceso iterativo continúa hasta el lanzamiento de la aplicación.

Los desarrolladores que trabajan en el proyecto también preparan casos de pruebas unitarias para las principales características. De esta manera, después de los cambios en el código, los desarrolladores pueden hacer pruebas de regresión ejecutando las respectivas pruebas unitarias.

4. Pruebas

Los desarrolladores preparan los planes y casos de prueba al principio del proceso, durante la fase de diseño del proyecto. Utilizamos una estructura de pruebas rigurosa que incluye pruebas de usabilidad, interfaz, compatibilidad, rendimiento y seguridad. Las características de la aplicación, las funcionalidades y el flujo de la experiencia del usuario se prueban en cada fase, lo que nos ayuda a mantener la calidad de la aplicación.  

Los errores se registran en una base de datos de seguimiento de problemas. Se vuelven a realizar pruebas para comprobar los problemas que se han resuelto anteriormente. También se llevan a cabo pruebas de desarrollo basadas en los casos de prueba, y los problemas que surgen de las pruebas en las distintas fases de revisión se resuelven mediante la depuración. Esto nos ayuda a evitar las imperfecciones del producto y a garantizar el rendimiento de la aplicación en diferentes condiciones. Después de probar la aplicación, se revisa para asegurar que la aplicación cumple con los requisitos y expectativas del cliente.

5. Lanzamiento

Una vez probada y aprobada la aplicación, se sube a su respectiva tienda de aplicaciones de iOS y/o Android. Antes del lanzamiento de la aplicación, se ejecutan listas de comprobación previas para garantizar los procedimientos de garantía de calidad. Esto incluye revisiones del código fuente, pruebas de fugas de memoria, pruebas de seguridad y análisis de rendimiento.

Los especialistas de pruebas preparan las notas de lanzamiento incluyendo información como las características principales, las instrucciones de instalación, las capacidades de notificación de errores y las credenciales necesarias. Este proceso ayuda a informar a los clientes sobre las características finales de la aplicación en el momento de su lanzamiento.

Cuando llega el momento de lanzar la aplicación a los usuarios, enviamos un documento de presentación de la aplicación preformateado. El especialista ASO proporcionará información a la página de aplicación del listado de la tienda de aplicaciones respectiva y luego la enviará para su revisión. Por último, la aplicación se lanzará al público una vez que reciba la aprobación final de los administradores de la tienda de aplicaciones.

Conclusión

Además de desarrollar tu aplicación, deberás pensar en el marketing y el mantenimiento. El marketing incluye tener una página web, publicar anuncios en sitios como Google y Facebook y tener presencia en las redes sociales. El mantenimiento incluye la actualización de la aplicación a medida que se lanzan nuevos sistemas operativos y la corrección de errores.

Independientemente del desarrollador con el que se trabaje, el aspecto más crítico es tener un firme conocimiento de su proyecto. Si se combina con una planificación adecuada y la atención a los detalles, se asegurará de obtener la aplicación perfecta para su público objetivo.

Artículos destacados

Artículo

From offline to online.

Comparte tus ideas con nosotros