Blog

Las funciones imprescindibles para crear un producto digital

Contenidos

La formación de un equipo de personas capacitadas en funciones diferentes y muy específicas es la forma en que la gente aborda eficazmente todo tipo de proyectos complejos y desafiantes. Así es como nuestros superhéroes favoritos acaban con los malos más duros. Lo mismo ocurre con la construcción de una nueva casa o estructura comercial, pero con un poco menos de magia de superhéroe y tecnología de ciencia ficción. No es de extrañar que así se construyan también las aplicaciones.

Para la mayoría de nosotros, el «cómo» de muchas cosas de la vida cotidiana funciona realmente y, sobre todo, cómo se construyen, ya que debajo de los objetos cotidianos que nos rodean hay a menudo historias fascinantes sobre su origen. Al igual que en series populares y de larga duración como How It’s Made, a menudo hay muchas capas incluso en las cosas aparentemente más simples.

Aunque no es necesario que nos abrumemos con la comprensión de todo a un nivel granular, es importante tener una cierta comprensión y, lo que es más importante, una apreciación de lo que entra en la fabricación de ciertos productos. Si estás planeando crear una aplicación, conocer el «quién hace qué» en la creación de un producto digital te ayudará en todo, desde la interpretación de una propuesta de una agencia hasta el establecimiento y la gestión adecuados de las expectativas. Aquí vamos a profundizar un poco más en «por qué» conocer estos detalles es útil para el proceso y luego echaremos un vistazo al elenco de personajes que hay entre bastidores.

Se necesitan desarrolladores, pero también…

Empecemos con una analogía: En el mundo de la reparación de automóviles, las normas ASE han evolucionado para reconocer una serie de competencias específicas (e idealmente, la excelencia) con los sistemas de un vehículo, como las operaciones del sistema de combustible alternativo de extremo a extremo, el diagnóstico electrónico de motores diésel, el mantenimiento de vehículos híbridos/eléctricos ligeros y mucho más. Dado que nuestros automóviles se han vuelto más complejos y simplemente «diferentes» (piensa en Tesla), esto ha dado lugar a más especialistas y a la necesidad de «manos» adicionales para resolver lo que a menudo parece ser un único problema, al menos desde la perspectiva del cliente. Además, antes solía haber una persona o un taller que se encargaba de todos los sistemas mecánicos y eléctricos y otro de la reparación de la carrocería y la colisión. Para adaptarse a las necesidades actuales y abordar la resolución de estas nuevas complejidades con eficacia, muchos talleres modernos suelen contratar a distintos especialistas, porque Manolo, que podía «hacerlo todo» con un cigarrillo encendido colgando de la boca, no sirve hoy en día.

Al igual que en el sector de la reparación de automóviles, ciertas creencias o experiencias parecen llevar a los empresarios a creer que «sólo necesitan un par de desarrolladores» para crear su aplicación. Todos hemos oído historias sobre cómo la empresa X empezó en un garaje con sólo dos personas. O tal vez recordamos a ese chico de la universidad que construyó aquel juego de ordenador tan chulo él solo. Sea cual sea el motivo, a no ser que hayas estado cerca de proyectos de desarrollo de software en el pasado o tengas algún interés general en la materia, no hay ninguna razón real para escarbar en todas las capas de la jerga técnica para entender de forma exhaustiva cómo la corriente de bajo voltaje que pasa por algún silicio te permite enviar por Facebook a tu madre una bonita foto de tu gato.

Sin embargo, si estás planeando hacerte cargo de un producto digital, estarás mejor equipado para navegar por todas las cosas maravillosas (y ocasionalmente frustrantes) que sucederán a lo largo de su ciclo de vida.

Para empezar, el término «desarrollador» ha evolucionado hasta convertirse en una especie de paraguas que engloba una amplia colección de habilidades, aunque sólo es un segmento de un equipo de desarrollo de software diverso. Saber qué aporta cada persona a tu proyecto es fundamental para crear expectativas razonables de costes, tiempo y demás. Además, te ayudará a relacionarte con las personas con las que vas a trabajar.

El equipo de desarrollo de productos digitales

Cuando se trabaja con un equipo como Juice Studio, no hay que preocuparse por lo que ocurre exactamente entre bastidores; lo que sí hay que saber es lo que es razonable para el resultado que se espera. A veces, tanto nosotros como otras agencias, nos quedamos atrás en las expectativas por diversas razones y, por tanto, es importante saber reconocer la diferencia entre las situaciones en las que se trabaja con un equipo competente que simplemente tiene un problema (la tecnología no discrimina, ya que también da problemas a los técnicos) y las situaciones en las que se trabaja con un grupo que no puede hacerlo.

Incluso un Benz Clase S se queda atascado en el tráfico: si estás haciendo un viaje a través del país, es importante que seas eficiente en los tramos abiertos de la carretera y cuando te abastezcas de aperitivos en las paradas de descanso.  

Una última cosa que hay que tener en cuenta antes de los créditos es que si todavía estás leyendo esto porque un proyecto interno se ha estancado o está demasiado enredado en la burocracia para despegar, es probable que haya una pieza que falta o simplemente no hay suficiente conjunto de habilidades adecuadas. Como verdadera agencia de productos digitales, disponemos de modelos de compromiso flexibles para empresas y startups en los que podemos averiguar rápidamente lo que hay que hacer, asimilarlo cuando sea necesario y hacer avanzar el balón por la cancha.

A lo largo de lo que sigue, cubriremos los diversos roles que trabajan juntos para entregar y apoyar un producto digital.

Director de producto (PM)

El director de producto actúa como supervisor y enlace entre todos los grupos que intervienen en el proyecto. Lo llamamos el «director general del proyecto», ya que es el responsable último de conectar los puntos para asegurarse de que los objetivos se alcanzan a tiempo, así como de resolver los problemas cuando surgen. Trabajan estrechamente con los interesados para ejecutar una visión organizando los esfuerzos, delegando tareas y haciendo lo que sea necesario para marcar las casillas que llevan al proyecto a su siguiente hito. Esta persona también suele ser fundamental a la hora de recopilar los requisitos del cliente de las partes interesadas internas, así como de los usuarios existentes o potenciales.

Es el capitán del barco y, como tal, todo lo que ocurre en el mar es su responsabilidad.

Desarrolladores («Devs»)

Al igual que Ben & Jerry’s, los desarrolladores vienen en todos los sabores, pero para simplificar, los dividimos por «donde» escriben código para un producto como un desarrollador de front-end o back-end.

Desarrollador Front-End. Son las personas que hacen que los diseños que generan los diseñadores de productos cobren vida en la aplicación orientada al usuario. Son los responsables de crear el código responsive que hace que los diferentes elementos funcionen, por ejemplo, los cuadros de texto de un formulario y cómo transmiten la información de forma segura a una base de datos de backend. Todo lo que ves que «sucede» en una aplicación es el resultado del código frontend, como JavaScript, que es el lenguaje principal utilizado en nuestro framework de desarrollo de aplicaciones multiplataforma preferido, VueJS.

Desarrollador de Back-End. Los datos que se introducen y la información que se ve (por ejemplo, el Tweet de alguien, una canción en Spotify, etc.) viven en su mayoría en bases de datos que son apoyadas por los desarrolladores de backend. Otras tareas como la programación de la lógica de ciertos sistemas, por ejemplo, el sistema de IA construido en Azure Cognitive Services en la aplicación Sol LeWitt que analiza las fotos tomadas por el usuario con visión por ordenador, también son responsabilidad de los desarrolladores de backend. Mientras que los desarrolladores de frontend son esencialmente responsables de lo que ve el usuario, los desarrolladores de backend trabajan con la computación, el almacenamiento y la entrega de datos, así como con los sistemas que los procesan.

Desarrollador Full Stack. Estos individuos poseen conjuntos de habilidades que les permiten ser competentes tanto en el desarrollo del frontend como del backend. Este individuo es el más parecido a «Manolo» de arriba y gracias al hecho de que ciertos algunos lenguajes de programación modernos (por ejemplo, JavaScript que se utiliza tanto en VueJS para el desarrollo del frontend como en NodeJS) trabajan en ambos extremos, estos individuos pueden ser útiles en ciertas situaciones, siempre y cuando no se espere que manejen la carga de trabajo de dos personas. 

Directores técnicos de producto (TPM) / Directores de ingeniería

Los TPM o directores de ingeniería (los términos son en su mayoría intercambiables) están más centrados en el liderazgo y son de naturaleza administrativa. Aunque a veces estos individuos son desarrolladores, su función principal es actuar como gestores de un equipo de desarrollo (o equipos) y servir como primer punto de contacto técnico con el PM. Para estas personas, la perspicacia técnica está por encima de la comunicación y la resolución de problemas, ya que son responsables de garantizar que las cosas vayan bien funcionando como una extensión efectiva del PM del proyecto.

Diseñadores de productos

Al igual que en el caso del desarrollo, los diseñadores cuentan con diferentes talentos: por ejemplo, la persona que hace un gráfico de portada divertido para un blog y la que se encarga de la maquetación y el diseño de las pantallas de tu aplicación suelen ser dos personas diferentes. Para el desarrollo de productos digitales, tenemos dos tipos principales de diseñadores de productos.

Diseñador de experiencia de usuario (UX). Estas personas se encargan de un proceso de diseño de naturaleza más meta, ya que a menudo no requieren habilidades de diseño gráfico o de ilustración digital (aunque ambas son útiles). Estas personas son arquitectos de la sensación y el movimiento de una aplicación: su objetivo es transponer la visión del producto en una experiencia de usuario atractiva. Trabajan en estrecha colaboración con los diseñadores que construyen la interfaz de usuario definiendo una especie de plantilla para el producto (y las posteriores versiones de características a lo largo del ciclo de vida del producto) con el objetivo de deleitar al usuario final. Los diseñadores de UX también suelen tener una gran participación en las pruebas de usuario cualitativas (por ejemplo, entrevistas) y cuantitativas (por ejemplo, encuestas). Sin pruebas de usuario, su producto digital está condenado al fracaso; basta con echar un vistazo al épico fracaso de Quibi.

Diseñador de la interfaz de usuario (UI). Gran parte del desarrollo del frontend se basa en las pantallas y diseños, así como en otros elementos visuales que crean los diseñadores de interfaz de usuario. Estos individuos son responsables de capturar la visión de los interesados, trabajando estrechamente con los diseñadores de UX para producir los diversos gráficos utilizados en toda la aplicación de los menús a la estética de las características específicas. En cierto sentido, la parte de desarrollo real en el front-end comienza con los diseñadores de interfaz de usuario, que proporcionan la base visual que los desarrolladores acabarán haciendo funcional.

Otras funciones de apoyo

Aparte de los gráficos utilizados en la aplicación, necesitas elementos visuales en tu producto, como gráficos, fotos, un logotipo, así como otros contenidos como blogs, publicaciones en redes sociales, vídeos atractivos y cualquier otra cosa que tenga sentido para tu línea de negocio. Aunque varía bastante entre aplicaciones (por ejemplo, una aplicación de comercio electrónico tiene necesidades diferentes a las de una plataforma médica), necesitarás algunos de los siguientes elementos para que te ayuden a lo largo del ciclo de vida del producto.

Productores de contenido

Las landing pages, el blog, las notificaciones, etc., necesitan varios tipos de contenido para atraer a los usuarios. Las siguientes personas son esenciales para ayudar a dar cuerpo a tu visión mediante la construcción de contenidos que atraigan y retengan a los usuarios.

Diseñadores gráficos. La creación de elementos como gráficos personalizados, material visual de marca y muchos otros elementos estéticos es responsabilidad de los diseñadores gráficos. Estas personas suelen trabajar estrechamente con otras funciones de marketing para ayudar en la comunicación, ya sea en los elementos visuales de una aplicación de reserva de pacientes para la atención sanitaria o en la creación de imágenes nítidas de productos en un sitio de comercio electrónico. Algunos diseñadores gráficos pueden centrarse en ilustraciones o animaciones, mientras que otros se dedican a crear anuncios perfectos. 

Productores de vídeo. La cantidad de vídeo que se transmite a través de la web para todo, desde el entretenimiento sin sentido hasta la cobertura en tiempo real de importantes asuntos geopolíticos, es asombrosa. El vídeo es una de las formas más eficaces de comunicarse con prácticamente todo tipo de público, lo que significa que necesitarás personas que puedan hacer vídeos de alta calidad para complementar tu plataforma.

Redactores y editores. Los contenidos como este artículo del blog y casi todos los contenidos escritos de un sitio web o una aplicación suelen ser redactados por un redactor, desde un eslogan rápido hasta una página de aterrizaje optimizada para el SEO de un servicio que ofrezcas. Estas personas se encargan de colaborar estrechamente con otras entidades, ya sean colegas de un departamento de marketing o directamente con las partes interesadas, para comunicar eficazmente las ideas a través del contenido escrito en un tono que sea accesible para los usuarios.

Especialistas terceros

Ciertos plugins de terceros o funciones/sistemas internos pueden requerir la ayuda de un especialista que sepa aprovechar al máximo el producto para que se integre perfectamente con el tuyo. Por ejemplo, podrías utilizar Twilio para crear una solución completa de centro de llamadas, pero esto requeriría cierta reflexión y tiempo, además de una supervisión dedicada durante el ciclo de vida de la aplicación. En algunos casos (dependiendo de la magnitud de una función), podrías necesitar un desarrollador específico, un especialista o un pequeño equipo para complementar sus esfuerzos principales. 

***

Por supuesto, todos los proyectos de software son diferentes: Netflix es diferente de Facebook y ambos son diferentes de Apple Health. Naturalmente, tendrás que ser capaz de dotar de personal y escalar los diferentes departamentos según sea necesario, por ejemplo, los equipos de ventas o el personal de almacén para el envío y la recepción. Si se les dota de un buen software, deberían estar bien equipados para impulsar tu negocio.

Artículos destacados

Artículo

From offline to online.

Comparte tus ideas con nosotros