Blog

Desarrollo de aplicaciones: Nativo vs. Híbrido

Contenidos

Hoy en día, el 99,6% de todas las aplicaciones para smartphones funcionan con iOS o Android. Las dos bases sobre las que se construyen las aplicaciones son: usarlas como un canal para aumentar el conocimiento de la marca, o que la aplicación sea el negocio en sí mismo. Es importante distinguir entre estos dos, ya que lo que elijas podría ahorrarte dinero o problemas.

Hay dos formas de desarrollar una aplicación para móviles: nativa o híbrida. Estos dos métodos varían en el lenguaje de programación y desempeñarán un papel importante en la forma en que la aplicación móvil será recibida en cada plataforma.

Aplicaciones híbridas o aplicaciones móviles nativas: ¿cuál es la diferencia?

Aplicaciones nativas

Las aplicaciones nativas se desarrollan con lenguajes de programación específicos de la plataforma. La plataforma en particular acoge estos lenguajes con facilidad; si el código es correcto, no habrá mala comunicación. Para Android es Java/Kotlin, para iOS es Objective-C o Swift. Las aplicaciones que utilizan estos lenguajes se construyen desde el principio con la intención de que sólo funcionen en su plataforma específica.

Ventajas de desarrollar una aplicación nativa:

Interfaz de usuario más natural (UI): Al desarrollar una aplicación nativa, puedes aprovechar herramientas específicas para crear interfaces e interacciones que se adapten a la estética de la plataforma. Esto se traduce en una experiencia que es familiar para el usuario, animándole a seguir utilizando la aplicación.

Alto Rendimiento (UX): Si el código es sólido, un rendimiento impecable da a las aplicaciones nativas una gran ventaja. Su código nativo habla directamente al hardware y software de la plataforma sin necesidad de ser traducido de ninguna manera; esto da como resultado tiempos de respuesta que no son realizados por las aplicaciones híbridas.

Características de la plataforma: Ciertas aplicaciones tienen funciones que funcionan a partir de preferencias personalizadas. Por ejemplo, un usuario con mala vista puede ajustar el tamaño general de la fuente que se muestra en la plataforma. Si la aplicación es nativa, esta fuente ampliada se aplicaría también a la aplicación.

Herramientas de desarrollo: El desarrollo nativo es mucho más generoso que el híbrido, también conocido como multiplataforma. Las herramientas nativas son mayores en abundancia y capacidad. Permiten una mejor funcionalidad de prueba y depuración.

Optimización del tiempo: Gracias a poder dedicar un proyecto independiente a cada sistema operativo, el tiempo de desarrollo se reducirá al tener que probar menos casuísticas y poder focalizar el desarrollo en una sola plataforma para la cual optimizar.

“Desventajas”:

Recursos Humanos: El humano promedio sólo es verdaderamente competente en un idioma escrito/hablado. Los desarrolladores son de la misma manera. Para desarrollar aplicaciones nativas para múltiples plataformas, las empresas necesitarán contratar a más de un desarrollador. Los desarrolladores individuales generalmente vienen como especialistas y si uno es un experto en iOS, es probable que no tenga el conocimiento para codificar con éxito una aplicación para Android. Por otro lado, es lo recomendable.

Lo hemos introducido en “desventajas” para tratar de parecer objetivos en este artículo, aunque quizás nos esté costando demasiado.

Aplicaciones híbridas

Por supuesto, todo el mundo quiere desarrollar su aplicación lo más rápido y barato posible. Aquí es donde brilla el desarrollo de la aplicación híbrida. Las aplicaciones híbridas se desarrollan con código que luego puede ser adaptado para trabajar con el sistema operativo de una plataforma determinada. Esto suena genial, pero casi demasiado bueno para ser verdad. Y en muchos casos, es de hecho demasiado bueno para ser verdad. Como la vida nos ha enseñado, lo rápido y lo barato no siempre es igual a la calidad.

Ventajas del desarrollo de aplicaciones híbridas:

Tiempo: A diferencia de las aplicaciones nativas, las aplicaciones híbridas utilizan un único código base que se puede aplicar en una variedad de plataformas. Esencialmente estás reduciendo el tiempo de desarrollo a la mitad.

Exposición a través de los mercados: Elegir una plataforma específica no es ni siquiera una cuestión aquí. Tu aplicación híbrida estará expuesta a los mercados de Android e iOS.

Menor gasto en recursos humanos: Se necesitan menos desarrolladores por proyecto. Menos recursos humanos equivalen a más dinero ahorrado.

Facilidad de actualización: En el mercado actual, muchos editores de aplicaciones lanzarán actualizaciones hasta cuatro veces al mes. El mantenimiento puede ser costoso, pero como las actualizaciones afectarán a varias plataformas a la vez, estos costes se mantienen al mínimo.

Desventajas:

Problemas de rendimiento: Este es sin duda el mayor problema que se cierne sobre las aplicaciones híbridas. La potencia de computación de los smartphones es relativamente pequeña comparada con la de los ordenadores de sobremesa. El renderizado de los componentes de la interfaz de usuario HTML5/CSS presentes en las aplicaciones híbridas requiere muchos recursos de la GPU/CPU. Esto disminuye los tiempos de respuesta de la aplicación, lo que provoca retrasos en el rendimiento o incluso hace que la aplicación se congele por completo. Estos retrasos se notan al desplazarse y en las animaciones.

Tampoco es raro que una actualización en el software de una plataforma inutilice tu aplicación. Los frameworks de trabajo para crear aplicaciones híbridas no son tan flexibles y es posible que tu aplicación no sea tan susceptible a una actualización del sistema, lo que resulta en una tonelada de usuarios cabreados y con una aplicación desactualizada.

Alien: Como se dijo anteriormente en el caso de «inutilizable después de la actualización», las aplicaciones híbridas no se integran con sus plataformas tan bien como las nativas. Hoy en día, muchas plataformas ofrecen personalizaciones útiles que se pueden adaptar al usuario, como el ejemplo del tamaño de la fuente. Esto deja al usuario con una aplicación que no puede desarrollar todo su potencial. En muchos casos, se limita a lo que tiene delante y puede incluso obstaculizar la capacidad de hacer un uso adecuado de la cámara o el micrófono de su dispositivo.

¿Cuál debería elegir?

La respuesta a esta pregunta no está tallada en piedra. Se trata de lo que se ajuste al negocio. Como he mencionado antes, hay dos tipos de negocios que buscan entrar en el negocio de las aplicaciones: los que hacen una aplicación por el simple hecho de la publicidad, y los que tienen como pan de cada día la propia aplicación. Si eres el último, por supuesto, nativo es el camino a seguir; la aplicación es tu fuente de vida después de todo. Si eres el primero, tal vez puedas salirte con la tuya de forma rápida y barata. Pero si la calidad sigue siendo de gran importancia para ti, entonces yo descartaría el híbrido sin duda alguna.

Artículos destacados

Artículo

From offline to online.

Comparte tus ideas con nosotros